Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Escuela Técnica Superior de
Ingeniería y Diseño Industrial

PREMIOS JAMES DYSON EDICIÓN 2017

En la ETSIDI tenemos dos de los equipos finalistas que pasarán a la fase internacional de este evento convocado por la The James Dyson Foundation

PREMIOS JAMES DYSON EDICIÓN 2017 

Nuestra más sincera enhorabuena a los proyectos desarrollados en la asignatura de Metodología del Diseño y la Creatividad que imparte Fca.Victoria Sánchez del Departamento de Ingeniería Mecánica, Química y Diseño Industrial, SUNLED Y GUARDIAN que este año son equipos finalistas nacionales de los premios JAMES DYSON y que, por tanto, pasarán a la fase internacional del concurso.

El proyecto SUNLED desarrollado por las alumnas: Ana Cuervo Murillo, Lucía Martín de Santos Arroyo, Ana Blanca Meliá García, Clara Rodríguez Ríos e Irene Torrijos Perez, consiste en un nuevo sistema de iluminación que aprovecha la energía solar diurna para posteriormente iluminar una estancia durante la noche. El objetivo es reducir el precio de las facturas de la luz, disminuyendo el consumo nocturno de luz eléctrica.

SUNLED es un producto sencillo pero novedoso:

  • Utiliza paneles solares transparentes que dejan pasar la luz durante
    el día.
  • Por la noche utiliza la energía almacenada y proporciona luz que
    proviene de un estor que ocupa toda la ventana: una luz ambiente
    natural, muy similar a la luz del día.
  • Para asegurar un adecuado descanso en los dormitorios tiene la
    capacidad de impedir la entrada de la luz evitando la necesidad de usar
    persianas.

Por otro lado, el proyecto GUARDIÁN desarrollado por los alumnos: Julia Bustillo Ergui, Rubén Molina, Diego Rodriguez, Judit Monclús y Antonio Gomez, es un dispositivo que permite detectar la caída de una moto o bicicleta registrando el golpe o caída y enviando un mensaje con la localización GPS que avisa del accidente.
El dispositivo tiene dos sensores, uno de choque y otro de ángulos. El primero registra fuertes vibraciones que se asocian con los choques mientras que el segundo detecta la superación de un ángulo crítico que solo puede alcanzarse en una caída. Cuando cualquiera de estos dos sensores registran el accidente, se activa una alarma sonora para llamar la atención de cualquier persona o vehículo que pase por el lugar y para que el conductor sepa que el sistema ha sido activado. En caso de que el sistema se haya activado por error, el motorista tiene 30 segundos para apagar el sistema presionando un botón en el dispositivo. Si transcurren 30 segundos y no se ha pulsado el botón de "falsa alarma", el dispositivo envía un mensaje con una voz en off al número de emergencia local. También cuenta con un botón para activar manualmente el dispositivo en caso de emergencia.

El proyecto es único pues es fácilmente adaptable a cualquier vehículo de dos ruedas, incluyendo bicicletas, y no viene integrado en el propio vehículo lo que hace que se pueda cambiar de vehículo las veces que haga falta. A diferencia de productos parecidos ya existentes en el mercado, el dispositivo no requiere una instalación complicada y costosa, ni requiere un servicio de post-venta que haya que costear año tras año.

Más información en http://ow.ly/Q5ll30fhYMv

Os deseamos a todos mucha suerte en la fase internacional.